Ésser

Avui, en llevar-me amb dues rentadores pendents, he provat de buscar un adult a qui delegar les meves responsabilitats, i he arribat a la conclusió que jo sóc l’adulta, merda. Després d’haver experimentat el que implica viure pel meu compte, encara em veig incapaç de canviar els llençols. La meva habitació sembla un plagi mediocreSigue leyendo “Ésser”

Kilos que pesan toneladas

Sentí un destello de algo que finalmente tenía sentido. Había dejado de comer, por lo tanto mi cuerpo estaba cambiando. Funcionó. Era algo que podía controlar, que me llevaría a un lugar nuevo, a un lugar en el que podría ser alguien diferente. La respuesta estaba en mi reflejo: no comas más. Hice un proyectoSigue leyendo “Kilos que pesan toneladas”