Purga

Hunde los dedos en su garganta. Acosa y alcanza la convulsión liberadora. Escarba en lo profundo de su ser en busca del vacío. Se agarra al nihilismo mientras purga la culpa. Oprime el cañón para disparar la bala conclusiva. Sus uñas marcan un patrón, una pauta ensayo-error perfeccionada, reclinada en el dolor. No hace demasiadoSigue leyendo “Purga”