Lo siento, pero debes leer esto

No sé tu, pero yo me disculpo todo el tiempo. La semana pasada, me sorprendí murmurando “lo siento” a un chico que casi me derriba por la calle. Fue entonces cuando me di cuenta que puede que se me esté yendo de las manos.  Como la mayoría de las mujeres en el planeta Tierra, miSigue leyendo “Lo siento, pero debes leer esto”

Kilos que pesan toneladas

Sentí un destello de algo que finalmente tenía sentido. Había dejado de comer, por lo tanto mi cuerpo estaba cambiando. Funcionó. Era algo que podía controlar, que me llevaría a un lugar nuevo, a un lugar en el que podría ser alguien diferente. La respuesta estaba en mi reflejo: no comas más. Hice un proyectoSigue leyendo “Kilos que pesan toneladas”